Huevos Rellenos.

Los huevos están buenos de muchas formas: fritos,( con sus ajitos y su vinagre), duros troceados en ensalada, en tortilla, a la plancha para los sandwiches, pasados por agua y….rellenos. Esta variante me parece una forma deliciosa y muy completa de tomar huevos, que la podemos utilizar para poner como aperitivos o como segundo plato.

 

huevos-rellenos.jpg

 

 

Ingredientes

,(para 3 personas).

  • 6 Huevos.
  • Tomate frito.
  • Mahonesa.
  • Atún.
  • Aceitunas.
  • Pimiento morrón o pimientos de piquillo.
  • Anchoas.

 

Elaboración:

Se cuecen los huevos hasta que estén bastante hechos. Los enfriamos con agua y les quitamos la cáscara. Los partimos por la mitad, les quitamos las yemas duras y las colocamos en un bol reservando para más tarde.

Picamos unas poquitas aceitunas , troceamos los pimientos morrones o de piquillo muy finitos y de forma alargada y partimos las anchoas por la mitad. Reservamos todo.

En el bol donde hemos colocado las yemas duras añadimos dos o tres cucharadas soperas de tomate frito, una cucharada sopera de mahonesa, una lata de atún a la que previamente habremos escurrido el aceite y las aceitunas troceadas. Se mezcla todo bien hasta que quede bien espeso.

Con esta masa y ayudandonos de una cuchara sopera rellenamos los huecos de los huevos y vamos emplatando. Una vez rellenos y emplatados vamos cubriendo con una capa fina de mahonesa y colocamos sobre cada huevo un trozo de anchoa y una tira de pimiento de piquillo.

Con esta cantidad de ingredientes a mí me sobró masa como para que mi niña metiera unas cuantas veces la cuchara, (le encantó la masa) y como para rellenar dos pimientos de piquillo con la misma; es muy fácil y además si les damos un punto de grill en el microondas, (1-2 min.), antes de tomarlos, estan exquisitos.

Buén provecho y buena mesa.

Anuncios

Solomillo al Roquefort.

Con la receta de Solomillo en Salsa Roquefort puedes quedar de maravilla ante tus comensales y sin grandes esfuerzos. Además el solomillo es una carne deliciosa y la salsa de roquefort le combina perfectamente si te gusta este tipo de queso.

solomillo roquefort sin guarnición

 

 

Ingredientes

.
(Para 2 personas).

  • Un solomillo de cerdo de aproximadamente 400 grs.
  • Una porción de queso roquefort de 100 grs.
  • Nata líquida para cocinar, 300 ml.
  • Una cebolleta.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta y sal.
  • 2 Cucharadas de ron.<

 

 

Elaboración

.

  • Salpimentamos el lomo entero y lo dejamos un rato en el frigorífico para que tome el sabor.
  • Mientras tanto cortamos la cebolleta en juliana y la pochamos a fuego lento con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando este perfectamente pochada, (blanda y transparente), añadimos 2 cucharadas de ron y le damos un par de vueltas, retirando del fuego rápidamente y reservando.
  • Ponemos una fina capa de aceite de oliva en una sartén grande, calentamos el aceite y colocamos el solomillo. Debemos dorarlo y sellarlo por todas sus caras. Lo retiramos y reservamos.
  • En una fuente de horno colocamos la cebolleta pochada, extendiéndola por toda la superficie.
  • Cortamos el solomillo en medallones más o menos grandes, al gusto de cada uno. Personalmente prefiero cortarlo en trozos pequeños, lo cuál me permite disfrutar más del sabor de la salsa de roquefort. Colocamos los trozos de solomillo en la fuente de horno, encima de la cebolleta y le añadimos el aceite que nos ha quedado de dorar el solomillo.
  • Ya habremos calentado el horno, ahora toca meter el solomillo al horno durante 30 minutos a 140 grados.
    Mientras hacemos la salsa roquefort. Es muy fácil.

  • Para ello calentamos la nata de cocinar en una cacerola pequeña y sin dejar de remover para que no se nos pegue al fondo.
  • Nada más entre en ebullición, retiramos del fuego y añadimos la porción de queso roquefort, (recomiendo 100 grs. pero si nos gustan los sabores muy fuertes, podemos añadir más).
  • Sin parar de remover con una cuchara de cocina vamos derritiendo el roquefort aprovechando el calor de la nata. Ya tenemos la salsa.
  • Una vez hayan pasado 25 minutos de horno, y con cuidado de no quemarnos, (para ello utilizaremos unos guantes adecuados), verteremos la salsa en la fuente de horno de modo que cubra toda la carne.
  • Dejamos en el horno los 5 minutos restantes et voilá ¡¡, podemos sacar la fuente del horno.
  • solomillo roquefort en fuente horno

    Podemos servir con unas patatas cocidas o al horno o bien con verdura.

    solomillo roquefort con guarnición verduras

    Buen provecho y buena mesa.

    Tosta de pimiento de piquillo, caballa, guacamole y delicias de cangrejo.

    Una tosta es básicamente una rebanada de pan tostado a la que se le colocan ciertos complementos, generalmente cárnicos o vegetales. Tostas hay muchas y muy ricas y, son excelentes, como aperitivo o comida informal, acompañando a una buena cerveza o vino. Si tenéis visita y queréis poner algo para comer, sin muchas complicaciones, con unas cuantas conservas y quedando bien, las tostas, por su sencillez y variedad, son una excelente opción.

     

    Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.
    Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.

     

    Ingredientes

    • Rebanadas de pan.
    • Un aguacate maduro.
    • Delicias de cangrejo, surimi o varitas de cangrejo, (como dice mi hija). Las podemos adquirir congeladas
    • Un bote de pimientos del piquillo en conserva.
    • Una lata de filetes de caballa en conserva.
    • Un chorrito de limón.
    • Sal y pimienta.

    Elaboración.

    Para empezar, un rato antes debemos dejar que las varitas de delicias de cangrejo se descongelen. También cabe la opción de comprarlas frescas, pero suelen ser más caras y, ya se sabe, que hay que mirar por la economía doméstica.
    A continuación preparamos el guacamole. Para ello:

    • Sacamos la “carne” del aguacate.
    • La colocamos en un bol y añadimos sal y pimienta al gusto y un chorrito de limón, también al gusto, si no te gusta muy ácido, no pongas mucho limón.
    • Añadimos el aceite que trae la lata de filetes de caballa en conserva.
    • Con una batidora de brazo o de vaso , lo batimos todo, de modo que nos quede perfectamente cremosa. Con ello ya tenemos nuestro guacamole.
    Guacamole
    Guacamole. Aguacate, sal, pimienta, limón y aceite.

     

    Seguidamente tostamos la rebanada de pan.
    La untamos con el guacamole.
    Encima colocamos la varita de delicia de cangrejo extendida.
    Y encima de esta el pimiento de piquillo abierto.
    Por último colocamos el filete de caballa y lo envolvemos con los extremos del pimiento de piquillo.

    Trucos.

    Una buena idea es hacer varias combinaciones con estos mismos ingredientes y la colocación. Por ejemplo:

    • Podemos picar las varitas de delicia de cangrejo y mezclarlas con el guacamole.
    • También podemos mezclar los filetes de caballa con el guacamole.
    • Otra idea es no trocear, sino rellenar los pimientos de piquillo con alguna de las mezclas anteriores
    • Si no te importa gastar un poco más, en vez de caballa puedes comprar filetes de melva en conserva.
    • Y si lo que quieres es economizar, sustituyes la caballa por atún en lata.
    • Si utilizas pan integral o pan con fibras, la tostada sale mucho más rica y se conserva mejor
    Varias tostas.
    Diferentes combinaciones en la elaboración de la tosta de pimiento de piquillo, guacamole, caballa y delicia de cangrejo.

     

    ¡ Buen provecho y buena mesa !

    Paella de marisco y pescado.

    La paella, en casa, siempre ha sido el plato por excelencia de los domingos, por lo general con pollo y conejo. Personalmente me ha llamado más la atención la de marisco, pero ya se sabe, ” que si el marisco está muy caro ” ,”que si el ácido úrico del suegro”. De acuerdo, vamos a cocinar una paella de marisco, rápida y barata.

    paella
    paella

    Ingredientes

    • Arroz, 2 puñados por persona, (se sobreentiende que un puñado es lo que cogemos con una mano).
    • Caldo de la sopa de pescado o marisco, para seis utilizo 2 litros de caldo, que compro en tetrabrik.
    • 2 Cebollas.
    • Un pimiento verde y uno rojo.
    • 4 ó 5 ajos.
    • 6 Tomates maduros.
    • Una bolsa de marisco y pescado congelado. (Es más económico que el marisco fresco, pero claro, si el marisco es fresco y queremos o podemos pagarlo, el resultado es mucho mejor.
    • Azafrán o colorante.

    Elaboración:

    A fuego lento, se prepara un buen sofrito con la cebolla, el pimiento, los tomates y los ajos pelados, sobre una lámina de aceite de oliva. Una vez bien sofrito todo, se vierte en un bol donde podamos triturarlo todo con “la batidora”.

    Sartén donde se está sofriendo tomate, cebolla, pimiento y ajos.
    sofrito tomate, cebolla y pimiento

    Ponemos el preparado de marisco y pescado a hervir con el caldo, a excepción de los gambones o langostinos, que dejamos reservadas. A este respecto nos vale cualquier caldo de pescado que tengamos o que compremos en tetrabrix o bien lo podemos hacer nosotros mismos, pero lo más rápido es comprarlo hecho.

    paellera con paella cocinándose
    paella hirviendo

    Cuando empiece a hervir, esperamos hasta que las almejas se abran. Entonces pasamos el caldo a la paellera, no todo, sino más o menos un litro y medio. Reservamos el resto del caldo.

    Añadimos también a la paellera, el arroz, el sofrito, el colorante o un par de hebras de azafrán molidas, la sal y los gambones o langostinos.

    En cuanto a la elección del arroz, personalmente prefiero el de grano largo y, si hubiera que mencionar una marca, (por qué no, es mi opinión), la que me ha dado mejor resultado es el arroz “Brillante”. En cambio cuando he intentado hacer la paella con otro arroz que suele haber en casa como es el “SOS”, la verdad es que no me ha salido tan bien, el grano no queda tan suelto, pero seguro que se debe a mi impericia propia de un cocinero novel.

    Dejamos el arroz a fuego lento, que hierva muy poquito a poco, con ese “flop-flop” típico , que vaya consumiendo el caldo. ¿Cuánto tiempo?. Pues depende, hay quién te diría que 20 minutos, otros que según el fuego, si es vitrocerámica o fuego tradicional.

    Yo diría que es el arroz quién te va pidiendo el tiempo de cocción, lo importante es vigilar que no se consuma demasiado pronto el agua y quede el arroz duro, o al contrario que tenga mucha agua y se nos pase o que se nos pegue. Para ello jugaremos con la intensidad del fuego y añadiremos caldo, del que teníamos reservado, cada vez que sea necesario.

    Una vez que lo veamos listo, con el arroz suelto y blando, aunque no demasiado, lo retiramos y dejamos reposar durante 5 minutos.

    Trucos:

    • Si a los peques no les disgusta la verdura podéis añadirle unos guisantes, sale buenísimo.
    • He comprobado, que si antes de hacer el sofrito, pasamos totalmente la cebolla con la trituradora o la batidora y la sofreímos de este modo, el arroz sale más sabroso, como…meloso.
    • Si queréis que el sabor del ajo no se note tanto, (aparte de poner menos), podéis abrir el ajo, longitudinalmente, por la mitad y con la punta del cuchillo, retirarle el corazón.
    paella terminada
    paella terminada

    Bueno, maneras de cocinar la paella hay muchas, quizás esta no sea la mejor, pero a mí me vale y lo más importante, que los peques devoran los platos. ¿Cómo hace Ud. la paella?. ¿Qué trucos utiliza?. Si quieres puedes comentárnoslo. Gracias.

    Buén provecho y buena mesa.