Jamón Serrano.

Tapa de Jamón Serrano o El Gusto por lo Básico.

A los que nos gusta la cocina como hobby, e incluso a los que hacen de ella una profesión, a veces nos olvidamos que, para disfrutar de una buena comida, para agradar a unos invitados, o para satisfacer a un cliente de cualquier restaurante, es mejor recurrir a lo básico, a “lo de toa la vida” , que a cualquier receta sofisticada o de nueva cocina. Y, no es mi intención menospreciar dicha cocina, o losofisticado de la misma, pero es que, en los principios, en la raíz, está en mi opinión, la virtud gastronómica.El Jamón Serrano es uno de esos productos básicos de nuestra gastronomía que, a pesar de lo delicioso del mismo, a veces pasa desapercibido en cualquier menú o dieta.

Un buen amigo mío dice que ” Si en un convite falta el jamón , ni es convite ni es ná”. ¡ Cuanta razón lleva!, y es que cualquier menú , necesita de un elemento que lo realce. Pues para esto nada más rico, sano y sin complicaciones que un buen plato de jamón serrano .

 

Fuera de ruta.

Fuera de cualquier ruta turística, en plena A-92, en la salida de la localidad de Lachar, podemos encontrar “Jamones Valdivia”. A priori se trata de un almacén de jamones, dedicado a la venta de este producto y otros magníficos productos como embutidos y quesos. La peculiaridad de este local reside en que, al fondo del mismo, podemos encontrar una barra de bar, al estilo de las tascas de pueblo de toda la vida. En esta barra podemos disfrutar de una cerveza o un vino más un “papelón de jamón” por tan solo 3 euros. Y he dicho bien , ” un papelón “, porque te lo sirven en el mismo papel que te lo venden para llevar…. ¡ y vale la pena!.

 

Jamón Serrano.
Jamón Serrano.

 

Lo que es cierto es que un buen jamón serrano es un placer culinario, y, al parecer, según el documento que recogí en el almacén de Jamones Valdivia, el jamón serrano aporta grandes beneficios al que lo disfruta, pero como yo no soy nutricionista o dietista, tan solo soy un humilde cocinillas, les remito a realizar una rápida búsqueda en Google respecto a este tema, por ejemplo: Los beneficios del jamón serrano para la salud.

 

Respecto a Recetas con el jamón serrano, tampoco voy a presumir de experto. Tan solo les puedo remitir a las deliciosa receta de las Habas con jamón. aunque mi amigo, el mismo que antes le refería, un día que lo invité a comer me ofreció una lección de sencillez. Le pregunté ” que si le gustaban las habas con jamón “, y él me contestó: ” pues claro, y sin habas también.”. Y es que es evidente, el jamón necesita de muy poco para su disfrute, tan solo ganas de comer. Por si acaso les remito a una serie de recetas con jamón serrano, ofrecidas amablemente por la Fundación del Jamón Serrano Español.. ¿Sabían que existe una Fundación del Jamón Serrano….?

 

Aquí tienen las Recetas con jamón Serrano.

 

Buen provecho y buena mesa

Anuncios

Tapa de habas con jamón.

La costumbre del tapeo, ir de tapas, tapear. Maravilloso verbo el verbo tapear. Es esta una costumbre muy arraigada en mi tierra, que a veces te permite disfrutar de verdaderos descubrimientos culinarios. Es este el caso en el que veremos una verdadera obra de arte de la gastronomía granadina:

Las habas con jamón.

En la red podemos encontrar muchas variantes de esta receta; la mía es muy sencilla

 

Tapa de habas con jamón.
Habas con jamón.

 

 

Ingredientes para la tapa de habas con Jamón

• 500 grs de habas tiernas o habas “baby”;
• 200 grs de jamón serrano troceado.
• media cebolleta grande o una cebolleta pequeña;
• 2 ajos;
• aceite de oliva;
• medio vaso de vino blanco;
• sal.

 

Elaboración de la tapa de habas con jamón

Picamos la cebolleta y la pochamos en una sartén con una lámina de aceite de oliva.

Cuando esté sofrita la cebolleta añadimos las habas, el jamón serrano y los ajos troceados y sofreímos a fuego lento durante unos minutos removiendo.

Añadimos el vino blanco y la sal y dejamos que se consuma una parte, para que se pierda el alcohol y que quede el sabor a vino cuidando que las habas se hayan reblandecido.

Sirvasé y acompañesé con trozos de pan y cerveza fresca.

 

Consejos: cuanto mejor sea el vino y el jamón, más rico sabrá el plato. Así, es mejor utilizar un fino oloroso en vez de un blanco de mesa corriente. Del mismo modo, podemos emplear jamón ibérico en vez de jamón serrano normal. Esto evidentemente encarece el precio del plato.
No obstante, de una manera u otra, este plato sale riquísimo.

Y recordemos que esta receta es para una tapa pensada para 5 ó 6 personas, es decir para acompañar mientras disfrutamos de una cerveza, un vino o nuestra bebida favorita. Si queremos cocinar un plato individual basta con modificar las cantidades.
¡ Experimentemos!.

 

Buen provecho y buena mesa.