Fritura de chipirones.

Tapas Gratis, o casi…


Como ya he comentado otras veces en este blog, “el tapeo”, es una maravillosa costumbre arraigada en mi tierra. Aquí, como en otras ciudades de España, la tapa constituye una variante más de la cultura gastronómica, de modo que incluso reputados cocineros, se disputan el honor de conseguir la mejor tapa en concursos y ferias gastronómicas. Como ejemplo aquí te muestro la página del concurso Granada de Tapas.

Sin pretender llegar a tanto, ni siquiera con la intención de montar un concurso, me gustaría hacer una recopilación de las tapas que he podido disfrutar este verano. Debo decir que todas y cada una de estas tapas son ofrecidas gratuitamente con cada consumición, costumbre esta, extendida en toda la provincia de Granada. Algunos dirán: “¿Pero cómo van a ser gratis?”. Pues la verdad es que lo son, aunque el precio de la consumición se vea incrementado, así por ejemplo, una cerveza pasaría de costar 1.50 a 1.80 ó 2 euros.

 

Bien vamos allá:

 

Tapa: Habas con jamón.
Imagen:
Tapa de habas con jamón.
Habas con jamón.
Receta: Receta de tapa de habas con jamón.

 

 

Tapa: Migas de harina con pulpo.
Imagen:
Migas de harina con pulpo.
Tapa de migas con pulpo.
Receta:Receta de Migas de Harina.

 

 

Tapa: Gambas fritas. (Como se dice en mi pueblo: Fritura de Gambillas).
Imagen:
Tapa de gambas fritas.
Tapa de gambas fritas
Receta: Próximamente.

 

 

Tapa: Tapa de arroz. (Paella).
Imagen:
Tapa de arroz.
Tapa de arroz o paella.
Receta: Receta de paella de pescado y marisco.

 

 

Tapa: Salpicón de pulpo.
Imagen:
Salpicón de pulpo.
Salpicón de pulpo
Receta: Receta de Salpicón de Pulpo.

 

 

Tapa: Cazón en Adobo.
Imagen:
Fritura de Cazón en Adobo
Fritura de Cazón en Adobo
Receta: próximamente.

 

 

Tapa: Fritura de chipirones.
Imagen:
Fritura de chipirones.
Fritura de chipirones y tinto de verano.
Receta: Proximamente

 

 

Si tuviese que recomendar un lugar para tapear, sin duda para mí, por su variedad, calidad y cantidad, diría que el mejor sitio de los que actualmente visito es el Mesón Andaluz en Maracena, (Granada). Allí podréis disfrutar de roscas, tostas, chipirones, sepia y otras delicias que se ofrecen como tapa.
¿Cómo llegar?

¿Cuáles son vuestras tapas recomendadas?
¿Cuáles son vuestros lugares recomendados?

¡Animaros y lo comentamos entre todos!

Buen provecho y buena mesa.

Anuncios

Solomillo al Roquefort.

Con la receta de Solomillo en Salsa Roquefort puedes quedar de maravilla ante tus comensales y sin grandes esfuerzos. Además el solomillo es una carne deliciosa y la salsa de roquefort le combina perfectamente si te gusta este tipo de queso.

solomillo roquefort sin guarnición

 

 

Ingredientes

.
(Para 2 personas).

  • Un solomillo de cerdo de aproximadamente 400 grs.
  • Una porción de queso roquefort de 100 grs.
  • Nata líquida para cocinar, 300 ml.
  • Una cebolleta.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta y sal.
  • 2 Cucharadas de ron.<

 

 

Elaboración

.

  • Salpimentamos el lomo entero y lo dejamos un rato en el frigorífico para que tome el sabor.
  • Mientras tanto cortamos la cebolleta en juliana y la pochamos a fuego lento con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando este perfectamente pochada, (blanda y transparente), añadimos 2 cucharadas de ron y le damos un par de vueltas, retirando del fuego rápidamente y reservando.
  • Ponemos una fina capa de aceite de oliva en una sartén grande, calentamos el aceite y colocamos el solomillo. Debemos dorarlo y sellarlo por todas sus caras. Lo retiramos y reservamos.
  • En una fuente de horno colocamos la cebolleta pochada, extendiéndola por toda la superficie.
  • Cortamos el solomillo en medallones más o menos grandes, al gusto de cada uno. Personalmente prefiero cortarlo en trozos pequeños, lo cuál me permite disfrutar más del sabor de la salsa de roquefort. Colocamos los trozos de solomillo en la fuente de horno, encima de la cebolleta y le añadimos el aceite que nos ha quedado de dorar el solomillo.
  • Ya habremos calentado el horno, ahora toca meter el solomillo al horno durante 30 minutos a 140 grados.
    Mientras hacemos la salsa roquefort. Es muy fácil.

  • Para ello calentamos la nata de cocinar en una cacerola pequeña y sin dejar de remover para que no se nos pegue al fondo.
  • Nada más entre en ebullición, retiramos del fuego y añadimos la porción de queso roquefort, (recomiendo 100 grs. pero si nos gustan los sabores muy fuertes, podemos añadir más).
  • Sin parar de remover con una cuchara de cocina vamos derritiendo el roquefort aprovechando el calor de la nata. Ya tenemos la salsa.
  • Una vez hayan pasado 25 minutos de horno, y con cuidado de no quemarnos, (para ello utilizaremos unos guantes adecuados), verteremos la salsa en la fuente de horno de modo que cubra toda la carne.
  • Dejamos en el horno los 5 minutos restantes et voilá ¡¡, podemos sacar la fuente del horno.
  • solomillo roquefort en fuente horno

    Podemos servir con unas patatas cocidas o al horno o bien con verdura.

    solomillo roquefort con guarnición verduras

    Buen provecho y buena mesa.

    Tosta de pimiento de piquillo, caballa, guacamole y delicias de cangrejo.

    Una tosta es básicamente una rebanada de pan tostado a la que se le colocan ciertos complementos, generalmente cárnicos o vegetales. Tostas hay muchas y muy ricas y, son excelentes, como aperitivo o comida informal, acompañando a una buena cerveza o vino. Si tenéis visita y queréis poner algo para comer, sin muchas complicaciones, con unas cuantas conservas y quedando bien, las tostas, por su sencillez y variedad, son una excelente opción.

     

    Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.
    Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.

     

    Ingredientes

    • Rebanadas de pan.
    • Un aguacate maduro.
    • Delicias de cangrejo, surimi o varitas de cangrejo, (como dice mi hija). Las podemos adquirir congeladas
    • Un bote de pimientos del piquillo en conserva.
    • Una lata de filetes de caballa en conserva.
    • Un chorrito de limón.
    • Sal y pimienta.

    Elaboración.

    Para empezar, un rato antes debemos dejar que las varitas de delicias de cangrejo se descongelen. También cabe la opción de comprarlas frescas, pero suelen ser más caras y, ya se sabe, que hay que mirar por la economía doméstica.
    A continuación preparamos el guacamole. Para ello:

    • Sacamos la “carne” del aguacate.
    • La colocamos en un bol y añadimos sal y pimienta al gusto y un chorrito de limón, también al gusto, si no te gusta muy ácido, no pongas mucho limón.
    • Añadimos el aceite que trae la lata de filetes de caballa en conserva.
    • Con una batidora de brazo o de vaso , lo batimos todo, de modo que nos quede perfectamente cremosa. Con ello ya tenemos nuestro guacamole.
    Guacamole
    Guacamole. Aguacate, sal, pimienta, limón y aceite.

     

    Seguidamente tostamos la rebanada de pan.
    La untamos con el guacamole.
    Encima colocamos la varita de delicia de cangrejo extendida.
    Y encima de esta el pimiento de piquillo abierto.
    Por último colocamos el filete de caballa y lo envolvemos con los extremos del pimiento de piquillo.

    Trucos.

    Una buena idea es hacer varias combinaciones con estos mismos ingredientes y la colocación. Por ejemplo:

    • Podemos picar las varitas de delicia de cangrejo y mezclarlas con el guacamole.
    • También podemos mezclar los filetes de caballa con el guacamole.
    • Otra idea es no trocear, sino rellenar los pimientos de piquillo con alguna de las mezclas anteriores
    • Si no te importa gastar un poco más, en vez de caballa puedes comprar filetes de melva en conserva.
    • Y si lo que quieres es economizar, sustituyes la caballa por atún en lata.
    • Si utilizas pan integral o pan con fibras, la tostada sale mucho más rica y se conserva mejor
    Varias tostas.
    Diferentes combinaciones en la elaboración de la tosta de pimiento de piquillo, guacamole, caballa y delicia de cangrejo.

     

    ¡ Buen provecho y buena mesa !

    Solomillo al Roquefort.

    Con la receta de Solomillo en Salsa Roquefort puedes quedar de maravilla ante tus comensales y sin grandes esfuerzos. Además el solomillo es una carne deliciosa y la salsa de roquefort le combina perfectamente si te gusta este tipo de queso.

    solomillo roquefort sin guarnición

     

     

    Ingredientes

    .
    (Para 2 personas).

    • Un solomillo de cerdo de aproximadamente 400 grs.
    • Una porción de queso roquefort de 100 grs.
    • Nata líquida para cocinar, 300 ml.
    • Una cebolleta.
    • Aceite de oliva.
    • Pimienta y sal.
    • 2 Cucharadas de ron.<

     

     

    Elaboración

    .

    • Salpimentamos el lomo entero y lo dejamos un rato en el frigorífico para que tome el sabor.
    • Mientras tanto cortamos la cebolleta en juliana y la pochamos a fuego lento con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando este perfectamente pochada, (blanda y transparente), añadimos 2 cucharadas de ron y le damos un par de vueltas, retirando del fuego rápidamente y reservando.
    • Ponemos una fina capa de aceite de oliva en una sartén
      grande, calentamos el aceite y colocamos el solomillo. Debemos dorarlo y sellarlo por todas sus caras. Lo retiramos y reservamos.
    • En una fuente de horno colocamos la cebolleta pochada, extendiéndola por toda la superficie.
    • Cortamos el solomillo en medallones más o menos grandes, al gusto de cada uno. Personalmente prefiero cortarlo en trozos pequeños, lo cuál me permite disfrutar más del sabor de la salsa de roquefort. Colocamos los trozos de solomillo en la fuente de horno, encima de la cebolleta y le añadimos el aceite que nos ha quedado de dorar el solomillo.
    • Ya habremos calentado el horno, ahora toca meter el solomillo al horno durante 30 minutos a 140 grados.
      Mientras hacemos la salsa roquefort. Es muy fácil.

    • Para ello calentamos la nata de cocinar en una cacerola pequeña y sin dejar de remover para que no se nos pegue al fondo.
    • Nada más entre en ebullición, retiramos del fuego y añadimos la porción de queso roquefort, (recomiendo 100 grs. pero si nos gustan los sabores muy fuertes, podemos añadir más).
    • Sin parar de remover con una cuchara de cocina vamos derritiendo el roquefort aprovechando el calor de la nata. Ya tenemos la salsa.
  • Una vez hayan pasado 25 minutos de horno, y con cuidado de no quemarnos, (para ello utilizaremos unos guantes adecuados), verteremos la salsa en la fuente de horno de modo que cubra toda la carne.
  • Dejamos en el horno los 5 minutos restantes et voilá ¡¡, podemos sacar la fuente del horno.
  • solomillo roquefort en fuente horno

    Podemos servir con unas patatas cocidas o al horno o bien con verdura.

    solomillo roquefort con guarnición verduras

    Buen provecho y buena mesa.