Tosta de pimiento de piquillo, caballa, guacamole y delicias de cangrejo.

Una tosta es básicamente una rebanada de pan tostado a la que se le colocan ciertos complementos, generalmente cárnicos o vegetales. Tostas hay muchas y muy ricas y, son excelentes, como aperitivo o comida informal, acompañando a una buena cerveza o vino. Si tenéis visita y queréis poner algo para comer, sin muchas complicaciones, con unas cuantas conservas y quedando bien, las tostas, por su sencillez y variedad, son una excelente opción.

 

Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.
Tosta pimiento piquillo, caballa , guacamole y delicia de cangrejo.

 

Ingredientes

  • Rebanadas de pan.
  • Un aguacate maduro.
  • Delicias de cangrejo, surimi o varitas de cangrejo, (como dice mi hija). Las podemos adquirir congeladas
  • Un bote de pimientos del piquillo en conserva.
  • Una lata de filetes de caballa en conserva.
  • Un chorrito de limón.
  • Sal y pimienta.

Elaboración.

Para empezar, un rato antes debemos dejar que las varitas de delicias de cangrejo se descongelen. También cabe la opción de comprarlas frescas, pero suelen ser más caras y, ya se sabe, que hay que mirar por la economía doméstica.
A continuación preparamos el guacamole. Para ello:

  • Sacamos la “carne” del aguacate.
  • La colocamos en un bol y añadimos sal y pimienta al gusto y un chorrito de limón, también al gusto, si no te gusta muy ácido, no pongas mucho limón.
  • Añadimos el aceite que trae la lata de filetes de caballa en conserva.
  • Con una batidora de brazo o de vaso , lo batimos todo, de modo que nos quede perfectamente cremosa. Con ello ya tenemos nuestro guacamole.
Guacamole
Guacamole. Aguacate, sal, pimienta, limón y aceite.

 

Seguidamente tostamos la rebanada de pan.
La untamos con el guacamole.
Encima colocamos la varita de delicia de cangrejo extendida.
Y encima de esta el pimiento de piquillo abierto.
Por último colocamos el filete de caballa y lo envolvemos con los extremos del pimiento de piquillo.

Trucos.

Una buena idea es hacer varias combinaciones con estos mismos ingredientes y la colocación. Por ejemplo:

  • Podemos picar las varitas de delicia de cangrejo y mezclarlas con el guacamole.
  • También podemos mezclar los filetes de caballa con el guacamole.
  • Otra idea es no trocear, sino rellenar los pimientos de piquillo con alguna de las mezclas anteriores
  • Si no te importa gastar un poco más, en vez de caballa puedes comprar filetes de melva en conserva.
  • Y si lo que quieres es economizar, sustituyes la caballa por atún en lata.
  • Si utilizas pan integral o pan con fibras, la tostada sale mucho más rica y se conserva mejor
Varias tostas.
Diferentes combinaciones en la elaboración de la tosta de pimiento de piquillo, guacamole, caballa y delicia de cangrejo.

 

¡ Buen provecho y buena mesa !

Sopa de Harina. “Receta para tiempos difíciles”.

Receta para tiempos difíciles

Muchas veces, al publicar un post sobre recetas, me queda un regusto amargo, pues no puedo evitar pensar en toda esa gente, para la cual, es una quimera el simple hecho de llegar a comer tres veces al día.  Es inevitable en los tiempos que corren, que te asalten estos pensamientos, pues la situación se deteriora a pasos agigantados.

En el transcurso de este año, he podido comprobar como, compañeros de colegio de mis hijos, acudían a clase sin desayunar.  He visto con mis propios ojos, como una anciana, bien vestida, bien peinada, con apariencia de acomodo, “mangaba” un tomate en un mercado y lo escondía en un bolso de pinta carísima.  También, he constatado,como crecían las colas a la puerta del local que “Cáritas” tiene en mi pueblo, con gentes que acudían a recoger comida para mantener a su familia.

Mi abuela, a la que tanto observé cocinar, me decía :”Con papas y aceite puedes mantener a una familia”.  Mi abuela es hija de la guerra civil y como tal aprendió a cocinar bien pronto, con pocos recursos y muchos quebrantos, pero…. y eso lo puedo constatar, nunca faltó un plato en su mesa, ya fuese para ella y su marido, o para sus veintiun nietos, ya fuese un plato de papas aliñadas con aceite o unas gachas.

Y, es que hemos perdido todo aquel patrimonio de nuestros abuelos, que con poco eran capaces de dar de comer a muchos. Ahora todo son “obras de arte culinarias” en la gastronomía, pero si miramos al vecino, quizás estamos viendo a un niño que no puede desayunar, o a una anciana que tiene que robar para comer.

Todo esto me ha venido a la memoria tras releer una receta que una bloguera me envió hace algún tiempo. Es una receta para tiempos difíciles: aquí se las dejo, tal y como ella me la escribió,  y de paso les recomiendo que visiten su blog de cuentos cortos:   http://larotabeauvoir.blogspot.com.es/

Sopa de Harina

.

” Dubravka Ugresic, en su libro “El museo de la rendición incondicional” habla del hambre y de la sopa de harina (o sofrita) muy sencillita y me imagino que sabrosa… pan con agua, pues, pero salvaba el día…

Un abrazo!

…..

Ah sí, se me olvidaba, la sofrita consta de lo siguiente:

3 cucharadas grandes de manteca o mantequilla.
4 cucharadas grandes de harina.
1 cucharada pequeña de cominos.
1,5 litros de agua.
sal al gusto.
pan cortado en dados y en aceite.

Freir la harina en la manteca caliente hasta que se dore. Añadir a la fritura los cominos, freír un poco y añadir agua sin dejar de remover. Añadir sal a la sopa y dejar hervir quince minutos más. Servir en cada plato un poco de pan frito y verter la sopa por encima.

Una receta de la Europa de la pos guerra, en casos de mucha necesidad y pobreza, pero bueno, uno nunca sabe…

Otro abrazo…”

PD.  Hoy no les dejo ninguna foto de comida, sino del libro que recomienda nuestra amiga, pero sepan Uds. que el leer también alimenta…el alma.

El Museo de la Rendición Incondicional.
El Museo de la Rendición Incondicional.

Buen provecho y buena mesa.

Ensalada agridulce.

20130622-192743.jpg

20130622-192757.jpg

Improvisemos una ensalada, como toda ensalada, rica, sana y fresca. Pero me apetece q tenga un toque dulce.

Los ingredientes los podemos ver en la imagen:

• tomates;
• corazón de lechuga;
• kiwi;
• melocotón;
• aceite de oliva, vinagre y sal.

Picaremos muy bien la lechuga y la ponemos como base del plato. Encima colocamos el tomate troceado. Aliñaremos con el aceite de oliva, un poco de vinagre y sal. A continuación colocamos el kiwi y seguidamente el melocotón. Serviremos fresca.

Buen provecho y buena mesa.

Tortilla de patatas con cebolla

Tortilla de patatas con cebolla.

Pocas cosas son tan socorridas como la tortilla de patatas, además de deliciosa. Por otra parte, añadiéndole cebolla comprobáremos como se enriquece de forma muy fácil, ganando en suavidad y gusto.

Ingredientes para 4 personas:

5 Huevos.
4 Patatas grandes.
1 Cebolla o cebolleta grande.
Aceite de oliva.
Sal.
Pelamos y cortamos las patatas en gajos o “cachitos”.

Patatas troceadas
Patatas troceadas

 

Picamos la cebolleta en juliana

Cebolleta cortada
Cebolleta cortada
y vertemos todo en una sartén, la cual cubriremos con aceite de oliva y pondremos a calentar a fuego lento para que la patata se vaya hirviendo en el aceite.  Cuando esté blanda subimos el fuego al máximo, el tiempo justo para que se tuesten por fuera.

Seguidamente las sacamos y escurrimos  el aceite,  mientras batimos los huevos en un bol amplio. A  continuación vertemos las patatas en el bol y mezclamos con el huevo.  Aquí añadiremos la sal al gusto.

Preparamos una sartén honda con un poco de aceite de oliva

Aceite de oliva
Aceite de oliva
y calentamos.  Volcamos la mezcla de la patata, el huevo y la cebolleta en esta sartén y dejamos que la tortilla cuaje por un lado.  Tendremos que controlar el fuego, pues es fácil que la tortilla se nos tueste un poco por el lado de la sartén, tal como me ha ocurrido a mí de modo que tendremos que bajar el fuego y si olemos a tostado, incluso tendremos que retirar momentáneamente la tortilla del fuego.

Cuajamos la tortilla.
Cuajamos la tortilla.

Cuando consideremos que un lado está cuajado, voltearemos la tortilla ayudándonos de un plato llano de mayor diámetro que el de la sartén.  Mucho cuidado aquí, podemos quemarnos fácilmente con el aceite o que se nos caiga encima la tortilla.  Las primeras veces es conveniente, yo aún lo hago así, liarse un paño de cocina en la mano o utilizar un guante de cocina para evitar accidentes.

Cuando estén cuajados ambos lados, sacaremos la tortilla de la misma manera, es decir volteándola sobre un plato que colocaremos sobre la sartén.

Como véis y tal como os expliqué, un poco tostadita por el exterior. Así es como me gusta.
tortilla

Buen provecho y buena mesa.