Jamón Serrano.

Tapa de Jamón Serrano o El Gusto por lo Básico.

A los que nos gusta la cocina como hobby, e incluso a los que hacen de ella una profesión, a veces nos olvidamos que, para disfrutar de una buena comida, para agradar a unos invitados, o para satisfacer a un cliente de cualquier restaurante, es mejor recurrir a lo básico, a “lo de toa la vida” , que a cualquier receta sofisticada o de nueva cocina. Y, no es mi intención menospreciar dicha cocina, o losofisticado de la misma, pero es que, en los principios, en la raíz, está en mi opinión, la virtud gastronómica.El Jamón Serrano es uno de esos productos básicos de nuestra gastronomía que, a pesar de lo delicioso del mismo, a veces pasa desapercibido en cualquier menú o dieta.

Un buen amigo mío dice que ” Si en un convite falta el jamón , ni es convite ni es ná”. ¡ Cuanta razón lleva!, y es que cualquier menú , necesita de un elemento que lo realce. Pues para esto nada más rico, sano y sin complicaciones que un buen plato de jamón serrano .

 

Fuera de ruta.

Fuera de cualquier ruta turística, en plena A-92, en la salida de la localidad de Lachar, podemos encontrar “Jamones Valdivia”. A priori se trata de un almacén de jamones, dedicado a la venta de este producto y otros magníficos productos como embutidos y quesos. La peculiaridad de este local reside en que, al fondo del mismo, podemos encontrar una barra de bar, al estilo de las tascas de pueblo de toda la vida. En esta barra podemos disfrutar de una cerveza o un vino más un “papelón de jamón” por tan solo 3 euros. Y he dicho bien , ” un papelón “, porque te lo sirven en el mismo papel que te lo venden para llevar…. ¡ y vale la pena!.

 

Jamón Serrano.
Jamón Serrano.

 

Lo que es cierto es que un buen jamón serrano es un placer culinario, y, al parecer, según el documento que recogí en el almacén de Jamones Valdivia, el jamón serrano aporta grandes beneficios al que lo disfruta, pero como yo no soy nutricionista o dietista, tan solo soy un humilde cocinillas, les remito a realizar una rápida búsqueda en Google respecto a este tema, por ejemplo: Los beneficios del jamón serrano para la salud.

 

Respecto a Recetas con el jamón serrano, tampoco voy a presumir de experto. Tan solo les puedo remitir a las deliciosa receta de las Habas con jamón. aunque mi amigo, el mismo que antes le refería, un día que lo invité a comer me ofreció una lección de sencillez. Le pregunté ” que si le gustaban las habas con jamón “, y él me contestó: ” pues claro, y sin habas también.”. Y es que es evidente, el jamón necesita de muy poco para su disfrute, tan solo ganas de comer. Por si acaso les remito a una serie de recetas con jamón serrano, ofrecidas amablemente por la Fundación del Jamón Serrano Español.. ¿Sabían que existe una Fundación del Jamón Serrano….?

 

Aquí tienen las Recetas con jamón Serrano.

 

Buen provecho y buena mesa

Anuncios
Plato de Cazuela de Fideos y marisco

Cazuela de Fideos y Marisco.

Hoy les traigo una receta cortesía de Cris, una gran cocinera. Se trata de un plato típico de la cocina española, muy mediterráneo y marinero, uno de esos ricos platos “de cuchara: la Cazuela de Fideos y Marisco .

 

Plato de Cazuela de Fideos y marisco
Cazuela de Fideos y marisco

 

Ingredientes

,(para 3 ó 4 personas).

  • 2 Tomates.
  • 1 Pimiento verde.
  • 1 Cebolla
  • Langostinos y gambón, (nos valdría cualquier tipo de gamba).
  • Almejas
  • Pota, o bien calamar o sepia.
  • Mejillones.
  • Fideos gruesos. (Un puñado por persona).
  • 3 Patatas.
  • Caldo de pescado o marisco.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
  • Colorante alimentario.

 

Elaboración:

  • En primer lugar realizamos el sofrito, ya sabéis, con la cebolla, el pimiento y los tomates, muy picadito todo y a fuego lento. Cuando este en su punto, lo depositamos en el vaso de la batidora o cualquier bol hondo, para evitar salpicaduras y lo pasamos por la batidora para dejarlo todo más fino.
  • Mientras tanto hemos ido preparando el caldo de pescado o marisco. Para ello, en una cazuela grande, debemos hervir medio litro de agua junto a las cabezas de los langostinos y gambones o gambas durante un buen rato y sazonamos al gusto. Una opción muy socorrida es comprar el caldo en tetrabrik.
  • Una vez hervido, retiramos la cabezas y demás cáscaras del marisco, y añadimos el resto de marisco. Cuidado con las almejas que deberemos haber limpiado de arena, así como los mejillones, a los cuales debemos limpiar la cáscara con un cuchillo.
  • Añadimos medio litro de agua más, un poquito de colorante alimentario y llevamos nuevamente a ebullición. Entonces añadimos los fideos gruesos, y las patatas troceadas. El tiempo de cocción ronda los 15-20 minutos, depende de la potencia del fuego. Es importante controlar adecuadamente esta fase, para evitar que se nos pasen los fideos o se nos deshagan las patatas. Para ello lo mejor es prestarle atención y probar de vez en cuando, rectificado de sal si es necesario.

Podemos servir más o menos caldoso, ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito. Así por ejemplo a mis niños les gusta con poco caldo y muchos fideos, casi como una fideuá. Para ello ponemos más cantidad de fideos o menos de caldo.

 

Buen provecho y buena mesa.

Huevos Rellenos.

Los huevos están buenos de muchas formas: fritos,( con sus ajitos y su vinagre), duros troceados en ensalada, en tortilla, a la plancha para los sandwiches, pasados por agua y….rellenos. Esta variante me parece una forma deliciosa y muy completa de tomar huevos, que la podemos utilizar para poner como aperitivos o como segundo plato.

 

huevos-rellenos.jpg

 

 

Ingredientes

,(para 3 personas).

  • 6 Huevos.
  • Tomate frito.
  • Mahonesa.
  • Atún.
  • Aceitunas.
  • Pimiento morrón o pimientos de piquillo.
  • Anchoas.

 

Elaboración:

Se cuecen los huevos hasta que estén bastante hechos. Los enfriamos con agua y les quitamos la cáscara. Los partimos por la mitad, les quitamos las yemas duras y las colocamos en un bol reservando para más tarde.

Picamos unas poquitas aceitunas , troceamos los pimientos morrones o de piquillo muy finitos y de forma alargada y partimos las anchoas por la mitad. Reservamos todo.

En el bol donde hemos colocado las yemas duras añadimos dos o tres cucharadas soperas de tomate frito, una cucharada sopera de mahonesa, una lata de atún a la que previamente habremos escurrido el aceite y las aceitunas troceadas. Se mezcla todo bien hasta que quede bien espeso.

Con esta masa y ayudandonos de una cuchara sopera rellenamos los huecos de los huevos y vamos emplatando. Una vez rellenos y emplatados vamos cubriendo con una capa fina de mahonesa y colocamos sobre cada huevo un trozo de anchoa y una tira de pimiento de piquillo.

Con esta cantidad de ingredientes a mí me sobró masa como para que mi niña metiera unas cuantas veces la cuchara, (le encantó la masa) y como para rellenar dos pimientos de piquillo con la misma; es muy fácil y además si les damos un punto de grill en el microondas, (1-2 min.), antes de tomarlos, estan exquisitos.

Buén provecho y buena mesa.

Solomillo al Roquefort.

Con la receta de Solomillo en Salsa Roquefort puedes quedar de maravilla ante tus comensales y sin grandes esfuerzos. Además el solomillo es una carne deliciosa y la salsa de roquefort le combina perfectamente si te gusta este tipo de queso.

solomillo roquefort sin guarnición

 

 

Ingredientes

.
(Para 2 personas).

  • Un solomillo de cerdo de aproximadamente 400 grs.
  • Una porción de queso roquefort de 100 grs.
  • Nata líquida para cocinar, 300 ml.
  • Una cebolleta.
  • Aceite de oliva.
  • Pimienta y sal.
  • 2 Cucharadas de ron.<

 

 

Elaboración

.

  • Salpimentamos el lomo entero y lo dejamos un rato en el frigorífico para que tome el sabor.
  • Mientras tanto cortamos la cebolleta en juliana y la pochamos a fuego lento con un par de cucharadas de aceite de oliva. Cuando este perfectamente pochada, (blanda y transparente), añadimos 2 cucharadas de ron y le damos un par de vueltas, retirando del fuego rápidamente y reservando.
  • Ponemos una fina capa de aceite de oliva en una sartén grande, calentamos el aceite y colocamos el solomillo. Debemos dorarlo y sellarlo por todas sus caras. Lo retiramos y reservamos.
  • En una fuente de horno colocamos la cebolleta pochada, extendiéndola por toda la superficie.
  • Cortamos el solomillo en medallones más o menos grandes, al gusto de cada uno. Personalmente prefiero cortarlo en trozos pequeños, lo cuál me permite disfrutar más del sabor de la salsa de roquefort. Colocamos los trozos de solomillo en la fuente de horno, encima de la cebolleta y le añadimos el aceite que nos ha quedado de dorar el solomillo.
  • Ya habremos calentado el horno, ahora toca meter el solomillo al horno durante 30 minutos a 140 grados.
    Mientras hacemos la salsa roquefort. Es muy fácil.

  • Para ello calentamos la nata de cocinar en una cacerola pequeña y sin dejar de remover para que no se nos pegue al fondo.
  • Nada más entre en ebullición, retiramos del fuego y añadimos la porción de queso roquefort, (recomiendo 100 grs. pero si nos gustan los sabores muy fuertes, podemos añadir más).
  • Sin parar de remover con una cuchara de cocina vamos derritiendo el roquefort aprovechando el calor de la nata. Ya tenemos la salsa.
  • Una vez hayan pasado 25 minutos de horno, y con cuidado de no quemarnos, (para ello utilizaremos unos guantes adecuados), verteremos la salsa en la fuente de horno de modo que cubra toda la carne.
  • Dejamos en el horno los 5 minutos restantes et voilá ¡¡, podemos sacar la fuente del horno.
  • solomillo roquefort en fuente horno

    Podemos servir con unas patatas cocidas o al horno o bien con verdura.

    solomillo roquefort con guarnición verduras

    Buen provecho y buena mesa.